Alberto Fernández en observación en el Sanatorio Otamendi

El candidato presidencial de Unidad Ciudadana concurrió por sus propios medios a ese nosocomio porteño debido a una fuerte tos que lo preocupó, según él mismo explicó en declaraciones televisivas. En principio había trascendido que se trataba de una erupción dolorosa con ampollas o herpes.

«No quiero generar especulaciones con mi salud, por eso prefiero hablar y que no haya un informe escrito, para evitar especulaciones y que todos estemos tranquilos. El jueves seguro estaré a full en la campaña», explicó Fernández en diálogo con C5N.

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=LTA-uJ5xJQs[/embedyt]

Consultado sobre posibles antecedentes de esa dolencia, el ex jefe de Gabinete explicó: «Hace muchos años tuve un problema con un coágulo en el pulmón y como ahora era una tos muy persistente, decidí hacer eso. Gracias a Dios no fumo».