En Castelar un bache fue convertido en macetero

Un grupo de vecinos de Castelar Sur llevaron a la práctica una particular manera de llamar la atención y de evitar romper sus autos. Cansados de golpear diariamente sus vehículos en un histórico pozo, lo transformaron en macetero y plantaron una kalanchoe de más de medio metro de altura.

El ahora celebre pozo se encuentra en la intersección de las calles Drago y Revoredo en Castelar Sur, a menos de diez cuadras de las estación del ferrocarril y de la UGC 4.

“Después del pozo hay una cuneta alta. Los autos golpean primero el pozo y después la cuneta”, explicó la vecina la que aprovechó la oportunidad para señalar otras ausencias del municipio en la zona: “Además de no arreglar el pozo, la Municipalidad tampoco poda los árboles. Hay dos sobre Revoredo que tienen más de 20 metros de altura, tocan los cables, los techos de las casas, tapan la luz, pero no los vienen a podar”.

Los vecinos, atentos a la poca luz en la zona, sumaron un ojo de gato frente al macetero para evitar que sea embestidos por los autos aunque tienen pocas esperanzas de que dure: “Esperemos los autos lo esquiven, nos turnaremos para regar la planta y cuidarla pero no sabemos si va a sobrevivir al tránsito”, finalizó Soledad.