¡No a la caza de Ornitorrincos!

Por William Scholl*

 

La cosa funciona así:

Un domingo Joaquín Morales Solá editorializa en La Nación, afirmando que el gobierno tendría listo un plan para eliminar todos los ornitorrincos del territorio nacional.

A la noche Lanata, luego de hacer su monólogo disfrazado de ornitorrinco con barbijo, se despide con un primerísimo plano rogándole a los televidentes que hagan algo para parar el exterminio. Y mientras suena una dramática música de fondo les dice que no lo hagan por él, sino por los ornitorrincos.

Al día siguiente Clarín titula: «Feroz embestida del gobierno contra los ornitorrincos». «Amenaza de extinción»

El martes Bonelli se pregunta en TN: Van a desapadezed los odnitodincos? Cómo afecta ésto al bodzillo de loz adgentinos?

Y Majul en LN+ dice: Ante la incertidumbre por la escasez de ornitorrincos, la gente va a refugiarse en el dólar blue, que va a cotizar a más de doscientos pesos.

El miércoles Larreta saca un DNU prohibiendo la cacería de ornitorrincos en todo el territorio de la CABA.

El jueves un notero de Canal 13 intercepta al ministro de Agricultura Ganadería y Pesca a la salida de su domicilio, y le pregunta cuál es el motivo por el cual el gobierno decidió terminar con los ornitorrincos, a lo que el funcionario le contesta: Pero si acá no hay ornitorrincos!. El notero se da vuelta hacia la cámara, y dice: En el gobierno no quieren admitir la existencia del plan de exterminio de ornitorrincos, que ya estaría a punto de ponerse en marcha.

Comienzan a circular cadenas de mails que dicen: «Hoy somos todos ornitorrincos» y «Si tocan a un ornitorrinco nos tocan a todos».

Se convoca por Whatsapp a cacerolear en contra de la medida.

Felicitas Beccar Varela declara que lo de los ornitorrincos es sólo el principio, y que el gobierno va por todo, incluídos los koalas y los osos panda.

Una ONG con sede en Washington lanza una campaña con la consigna: «Fight against argentinian dictatorship!!. Save the platypus!!»

El viernes Gerardo Morales saca un DNU prohibiendo la cacería de ornitorrincos en todo el territorio de la provincia de Jujuy.

El sábado Clarín y La Nación titulan: Sugestivo silencio del Presidente sobre el escándalo de los ornitorrincos.

El domingo Joaquín Morales Solá vuelve a editorializar, diciendo que un funcionario del gobierno (al que no identifica) le confesó que decidieron dar marcha atrás con la matanza de los ornitorrincos, porque se dieron cuenta de que la medida les iba a restar apoyo popular.

Y concluye: los ornitorrincos de la Argentina están a salvo gracias al coraje y la determinación del periodismo independiente.

Buenas noches

 

 

(*) William Scholl tiene 55 años y es escritor, aunque el hombre detrás de ese seudónimo es médico de profesión. El texto original es viejo, de agosto de 2013, sin embargo, esta adaptación explica de manera muy gráfica cual es el proceso de instalación de una «fake news» en la opinión publica, algo que sigue ocurriendo exactamente igual en la actualidad.