El jugador del barrio

Maximiliano Romero delantero de Vélez, teniendo en cuenta el difícil contexto económico generado a raíz de la pandemia del covid-19, tomo la iniciativa de organizar una olla popular para colaborar con los más necesitados.

El jugador del Fortin, oriundo de Moreno, se organizó junto a su familia para realizar una olla popular para más de setenta familias en el barrio 2000 del partido Morenense.
No solo Maxi se puso esta labor al hombro, sino que sus amigos del barrio han aportado su granito de arena para que se garantice un plato de comida tres veces a la semana para la gente que no puede acceder a uno; además, el conjunto de Liniers colaboró económicamente para que a nadie le falte comida durante la pandemia.
Todo lo contrario a Carlos Tevez, mal apodado” jugador del pueblo”, astro del futbol y delantero de Boca Juniors, socio del ex presidente de la Nación Mauricio Macri en el negocio de los parques eólicos, hecho por el cual Tevez esta siendo investigado en la justicia.

Ni hablar que el Apache dijo que un futbolista puede vivir seis meses o un año sin cobrar cuando la realidad muestra otra cara con intimaciones hacia los clubes por que no abonan los sueldos, caso Huracán que no cobran desde enero.

Sin embargo, a Maxi Romero, su paso por el PSV de Holanda no lo cambio y lejos de obnubilarse por su buen pasar económico, el joven de 21 años no se olvida del barrio, realizando una acción solidaria para que mucha gente que vive al día pueda tener algo en la panza en estos tiempos de pandemia.

Algunos le dicen Tigre, otros lo bautizaron como Tanque pero a partir de ahora es el jugador del barrio.