Se viene la 1° Internacional Progresista

Líderes de izquierda realizaron una cumbre virtual para debatir estrategias conjuntas que mitiguen el negativo impacto económico y social que dejará el coronavirus.

El Grupo de Puebla, la organización creada por líderes de América Latina y España, convocó a consolidar a la Primera Internacional Progresista para acordar retos, políticas y estrategias en un mundo que enfrentará cambios sustanciales a partir de la pandemia de coronavirus.

Esta es una de la principales propuestas de la declaración final de la cumbre virtual que el Grupo de Puebla llevó a cabo durante el fin de semana con la participación del presidente de Argentina, Alberto Fernández, y los expresidentes de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff; Bolivia, Evo Morales; Colombia, Ernesto Samper; España, José Luis Rodríguez Zapatero; Paraguay, Fernando Lugo, y Uruguay, José Mujica, además de decenas de dirigentes iberoamericanos o personalidades como el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz.

«La unión es el cambio. Paz, economía y pandemia», es el nombre del documento con el que cerró este quinto encuentro que la organización realiza desde que se fundó el año pasado en la ciudad de Puebla, en México, y el segundo en su modalidad virtual debido a los cierres de fronteras y cuarentenas que rigen en la mayoría de los países de la región. En esta ocasión, en el debate tuvieron una participación central líderes progresistas de Colombia.

 

 

Durante la cumbre se destacó la iniciativa que decenas de personalidades de izquierda, de múltiples países y ámbitos, lanzaron la semana pasada para movilizar a las fuerzas progresistas, empoderar a activistas y a colectivos y elaborar propuestas alejadas de las políticas neoliberales cuyo fracaso, consideran, quedaron en evidencia por la pandemia.

Entre ellos se encuentran el filósofo estadounidense Noam Chomsky, la escritora canadiense Naomi Klein, el economista griego Yanis Varoufakis, el excanciller brasileño Celso Amorim, el actor mexicano Gael García Bernal, el expresidente ecuatoriano Rafael Correa y la activista india Arundhati Roy. Su carta de presentación fue el portal de Internacional Progresista, a través del cual invitan a «elaborar una visión compartida sobre un mundo diferente».

La novedosa propuesta fue celebrada por el Grupo de Puebla, que llamó a sumar y consolidar estrategias para contrarrestar a la derecha. «El progresismo que nos identifica como Grupo de Puebla debe articularse con el esfuerzo reciente de un grupo de intelectuales y figuras reconocidas de la izquierda para establecer la Primera Internacional Progresista. En la medida en que sumemos esfuerzos, una articulación de fuerzas progresistas en distintas latitudes nos fortalecerá y otorgará una mayor perspectiva respecto de nuestros retos futuros partiendo de las asimetrías enormes que marcan a nuestras sociedades», señaló en su declaración.

Los líderes reformulan así a la Internacional Socialista, el movimiento de organizaciones socialistas, socialdemócratas y obreras nacido en Europa en la segunda mitad del siglo 19 y que, desde entonces, ha enfrentado diversas etapas de participación, influencia, reorganización y reagrupamiento.

Fuente: RT