Aumentos de hasta 40% en tecnología

Aquellos que hayan estado a la búsqueda de comprar una nueva PC, un componente o un periférico en Argentina, sabrán que los precios de los mismos han estado subiendo estrepitosamente durante las últimas semanas, y eso, lamentablemente, se va a ver acentuado aún más en los próximos días luego de que el gobierno anunciara, el pasado 28 de mayo, nuevas restricciones para las empresas que quieran girar pagos en dólares al exterior –ahora con previa aprobación hasta de 90 días.

Dejando de lado los tecnicismos financieros, (algunas) empresas ya no podrán girar dólares al valor de cambio oficial de 70 pesos como era el caso hasta ahora, sino que lo deberán hacer al valor del dólar MEP (mercado electrónico de pagos) también conocido como dólar bolsa, que consiste en comprar un bono en pesos para luego venderlo en dólares. Dado que el valor actual de este es de $98, la diferencia es básicamente de un 40%.

Este margen podría ser aún mayor dependiendo de -la viveza criolla de- cada empresa, considerando factores como costos de envíos (que en China han aumentado exponencialmente), retención de los productos en aduana, adquisición limitada de productos, entre otros. Los aumentos son relativos a cada distribuidor (no vamos a dar nombres) y locales minoristas, pero en algunos casos los mismos ya alcanzan el 35-40% de aumento. Algunos distribuidores aumentarán los precios de los productos en dólares, mientras que otros, ante la duda, venderán a un dólar equivalente entre $95 y $100 (o más) o más para cubrirse ante los actuales o futuros aumentos.

Por supuesto, las medidas del gobierno no son un capricho, sino que lo hacen para proteger los -pocos- dólares que hay en el banco central. Muchas de las empresas (incluyendo la mayoría de los distribuidores de informática) que giraban dólares al valor de cambio oficial, han estado aprovechándose de esto para lucrar o sacar una ganancia con el dólar importación, y ahora, dado que el gobierno los tiene en la mira considerando la timba financiera, ya no podrán hacerlo más -y ahora todos debemos pagar los platos rotos por ello.

Los detalles son más específicos y, como mencionamos previamente, son relativos a cada proveedor pero, en definitiva, debido a que la mayoría de los distribuidores de informática (excepto por unos pocos) no tendrán otra alternativa más que utilizar este dólar bolsa, los precios se están viendo y/o se verán inevitablemente impactados, y muchos de los distribuidores -y locales minoristas- ya están aplicando aumentos a su stock actual, ya que el costo de compra siempre equivale al de reposición. Quizás no haga falta remarcarlo, pero hay muchos que se preguntan o no saben por qué un local aumenta sus precios para productos ya existentes en su stock.

Todo esto sin mencionar que la cuarentena obligatoria derivada del COVID-19 y el temor a la suba del dólar (tanto oficial como blue), hizo que los consumidores entrarán en un frenesí de compras resultando en que muchos de los negocios minoristas más importantes del país, estuvieran colapsados de pedidos y con significativas demoras en su entrega. Esto derivó lógicamente en un faltante de mercadería de determinados productos (webcams, monitores, notebooks debajo de u$s 600, a raíz de nuevos aranceles y considerando que son productos con licencias no automáticas, etc.), los cuales tampoco ingresan de manera tan regular como antes a causa del coronavirus, y en parte a trabas previas (menores) a las anunciadas el 28 de mayo.

 

Fuente: PC Master Race