Efemérides | A 34 años del nacimiento del «Barrilete Cósmico»

El 22 de junio de 1986 se disputo en el Estadio Azteca de la Ciudad de México, el historico enfrentamiento entre las selecciones de Argentina y de Inglaterra, en los cuartos de final de la Copa del Mundo.

Este partido se jugó cuatro años después de la Guerra de las Malvinas, librada entre Argentina y el Reino Unido, y es parte de una rivalidad futbolística entre las dos selecciones que comenzó veinte años antes en la Copa del Mundo jugada en Inglaterra.

Durante el encuentro, Diego Maradona convirtió dos de los goles más famosos en la historia de los mundiales. El primero, a los 51 minutos de comenzado el partido, lo realizó utilizando su mano izquierda, mientras que el segundo, lo convirtió cuatro minutos después luego de partir desde la mitad del campo argentino y gambetear a cinco jugadores ingleses: Peter Beardsley, Peter Reid, Terry Butcher, en dos oportunidades, Terry Fenwick y al arquero Peter Shilton. Gary Lineker convirtió de cabeza el gol de descuento de la selección inglesa en el minuto 81, finalizando el partido con el triunfo de la selección argentina por 2 a 1.

Tras el partido, Argentina ganaría la semifinal contra la selección de Bélgica por 2 a 0, con dos goles de Maradona, y llegaría a la final de la Copa, consagrándose campeón tras vencer a Alemania Federal por 3 a 2. Tras la finalización del torneo Maradona fue premiado con el Balón de Oro como el mejor jugador del Mundial,​ mientras que a Lineker se le otorgó la Bota de Oro por ser el goleador.

Ese día el Locutor Victor Hugo Morales, iba a quedar conectado para siempre con Diego Armando Maradona y ese partido, su relato futbolistico, que bautizo al diez como:»Barrilete Cósmico» quedara grabado en la historia del fútbol y del país, un relato que salio del alma.

“Enrique engancha. Va a tocar para Diego. Ahí la tiene Maradona. Lo marcan dos. Pisa la pelota Maradona. Arranca por la derecha el genio del fútbol mundial. Deja el tendal y va a tocar para Burruchaga. ¡¡¡Siempre Maradona!!! ¡¡¡Genio!!! ¡¡¡Genio!!! ¡¡¡Genio!!! Tá Tá Tá Tá Tá Tá ¡¡¡Goooooool!!! ¡¡¡Gooooolll!!! ¡Quiero llorar! ¡Dios Santo! ¡¡¡Viva el fútbol l!! ¡Golaaaaaaaazoooo! ¡Diegooooooool! ¡Maradooooooooona! Es para llorar, perdónenme. Maradona. En recorrida memorable. En la jugada de todos los tiempos. ¡¡¡Barrilete cósmico!!! ¿De qué planeta viniste? Para dejar en el camino a tanto inglés. Para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina. Argentina 2, Inglaterra 0. ¡¡¡Diegol!!! Diegol. Diego Armando Maradona. Gracias Dios. Por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas. Por este Argentina 2, Inglaterra 0”.