Roxana Vallejos: “La comunicación es el comienzo de toda relación”

Por: Yamila Castillo Martínez

La experimentada directora técnica internacional Roxana Vallejos, que actualmente está a cargo del plantel femenino de Rosario Central, es una de las 3 entrenadoras que da pelea por la igualdad, también ,en el banco de suplentes del fútbol argentino de Primera División. Cumpliendo con la Cuarentena habló con GDyC de su trayectoria como futbolista y ahora como DT, su metodología de trabajo y compartió su deseo de formar parte de la Selección Nacional con la experiencia necesaria y dirigir en otros países”.

¿Cómo transitás la cuarentena?

En particular bien, aprovechando a mi familia de poder tenerla cerca, algo que me toca resignar muchas veces para estar realizando las tareas de la profesión y también aprovechando el tiempo para poner al dia todo lo que tenia pendiente. Una siempre va dejando para después cosas y nos enfocamos en las prioridades del día a día, asi que este tiempo también lo aprovecho para ir planificando lo que se viene, todos los nuevos desafíos.

¿Como llegó el fútbol a tu vida?

Desde muy chica siempre me sentí muy identificada con la pelota, era con lo único que me gustaba entretenerme y pasaba mis mejores momentos. No tenía la posibilidad de tener una pelota aunque siempre la esperaba como regalo de cumpleaños pero nunca llegaba, asi que en el barrio pasaba jugando con el grupo de vecinos que siempre nos juntábamos para hacer partiditos, jugábamos por horas, yo era la única nena entre todos lo varones. Eran otras épocas donde se podía salir sin temores, sino me encontraban en mi casa ya sabían donde podían encontrarme. Al principio fue una lucha con mi mamá porque yo hacía danza Clásica, me llevaban para que hiciera una disciplina como le pasa a la mayoría, ella pasaba horas arreglándome para estar impecable a la hora de salir a clases, me gustaba también pero era cuestión de segundos donde me escapaba para jugar un ratito más a la pelota. Era mi devoción por lo tanto se imaginaran como llegaba. Era tanto mi amor y desesperación por ir a jugar que un día mi mamá me sentó y dijo `yo no reniego mas o haces Danza o jugas al Fútbol´ y lógicamente elegí conquistar mis sueño.

En tu familia ¿cuál fue la reacción cuando supieron que ibas a jugar a la pelota?. Actualmente seguís vinculada al deporte. ¿El acompañamiento está?

Recibí un apoyo tremendo por parte de los dos, siempre en todo lo que me hiciera feliz. Tanto mi papá como mi mamá, hasta ahora en mi etapa de DT están pendientes y dandome el apoyo constante, sin la ayuda de ellos no podría haber logrado la mitad de las cosas que vivi, ellos me van a ver y se informan de todo son mi fan Nº 1 (risas) .

Jugaste en Independiente, Boca y la  Selección Argentina. ¿Cómo era ser futbolista en tu época?

Totalmente diferente a lo que se vive ahora. Yo soñaba poder vivir del fútbol como ocurria en el masculino pero las realidad del femenino era otra, era remar contra la corriente, había mucho desinterés pero aun asi las que estábamos luchábamos y conquistábamos muchas cosas por amor. Muchísimo sacrificio para lograr cosas, debíamos ser profesionales con poco y nada.

¿Sufriste discriminación en algún momento de tu carrera por «ser mujer»?

No es algo a lo que me detenga a observar mucho porque sinceramente si considero y hago caso sobre lo que muchos piensan no hubiera logrado todo lo que logre siendo mujer pero si lo que siento en general y veo muchas veces es un constante estudio de nuestros movimientos por el solo hecho de ser mujer. Ven como algo natural una aprobación del varón dando el visto bueno de si está bien o no, de si somos capaces o no en este deporte. Estamos siempre de una u otra manera rindiendo examen. Es cansador, pero también todo un desafío que nos motiva a seguir luchando por el lugar que nos corresponde.

En tu rol como entrenadora. ¿Cuál es tu metodología de trabajo?

Me gusta mucho estar a la vanguardia para tener variabilidad en los recursos. Primero que nada me interiorizo en el conocimiento de mis jugadoras, en lo que puede aportar cada una, sus características y el nivel de entendimiento y aprendizaje que llegan para después utilizar los métodos de enseñanza más acorde sobre lo que necesitan. Soy simplemente una guía para ellas y un recurso para que puedan llegar de mejor manera a los objetivos que pretendemos, considero que la construcción de lo que queremos lograr es una sinergia constante y necesaria para llegar a los logros. Después en los entrenamientos comprometerlas a que se sigan superando cada día, que se lleven algo aprendido del entrenamiento, es la parte más gratificante de todo este trabajo. Me rijo constantemente por los valores en la convivencia para que todo ocurra lo mas armonioso posible y podamos tener una sustentación de criterios. Podría describir un montón de principios más pero creo que eso fundamentalmente me caracteriza.

   

Hace más de un año se logró la semi- profesionalización del fútbol femenino en Argentina. La desigualdad está también en el banco de suplentes, por qué crees que faltan más mujeres DT al frente de los equipos siendo que hay alrededor de 200 recibidas y aptas para trabajar?

Somos 200 DT recibidas ya sino me equivoco en este año contra 17000 DT varones, falta un organismo regulador que nos asegure poder tener acceso a cupos, sea en femenino o en masculino, nos ayudaría muchísimo la implementación de artículos de conformación y regulación de mujeres en todos los equipos de competencia.

Desde agosto de 2019 estás al frente de Rosario Central con el desafío de disputar el torneo de Primera División. ¿Si tuvieras que definir al plantel que dirías? ¿Cómo es la relación con las futbolistas?

Fue un desafío importante del cual pudimos sacar buenos resultados, mejores de los que muchos imaginaban y no podía esperar menos, la verdad que el plantel que recibí es un equipo muy luchador y competitivo, con muchísima fuerza de superación así que como DT estoy muy contenta por todo lo que se logró hasta el momento.

La relación siempre fue buena con ellas, soy una DT joven que dentro de la labor que me toca todavía no olvida las necesidades de las que ellas pasan en el día a día y eso me identifica mucho con ellas por lo que me acerca de una u otra manera a estar conectada a sus realidades. Me manejo con muchísima sinceridad e intento tener un acercamiento constante. Siempre consideré al equipo como una segunda familia, vivimos muchas horas trabajando juntas y tenemos que hacerlo con compromiso lo más llevadero posible por lo que la comunicación es el comienzo de toda relación.

¿Un sueño por cumplir en cuanto a lo deportivo?

Mi deseo personal es poder llegar a formar parte de la estructura de nuestra Selección Nacional, no creo que exista nada mas lindo que representar a tu país. Lo pude vivenciar con mucho orgullo como jugadora a ese proceso y hoy mi interés, lo que me mantiene con sueños es eso, llegar como entrenadora será llegar en el momento que corresponda, con la experiencia necesaria para poder siempre dar lo mejor para nuestro país en la elite del fútbol.  Otras experiencias que me gustaría vivenciar es poder dirigir en otros países.

Las mujeres y disidencias vienen teniendo un rol protagónico, también en el deporte. ¿Qué crees que falta? y qué cambios notaste a lo largo de tu trayectoria?

Se dieron muchas cosas por movimientos de mujeres que levantan la voz y sin duda esa lucha constante visibilizó e influyeron en mucho de los cambios que vivimos hoy en la sociedad. Yo soy de perfil bajo no me gustan los conflictos e intento ser respetuosa, criteriosa, trabajo en silencio, pero con ideales y convicciones firmes, creo que somos capaces de poder lograr lo que nos propongamos. Mi aporte es desde la construcción, el estar en esta profesión y conquistar.

generodeporteycomunicacion@gmail.com/ yamicasmartinez@gmail.com