Sabrina Ameghino: “Ser considerada la mejor de América fue un regalo de la vida”

Por: Florencia González

La palista argentina y medallista olímpica que representó al país en Lima 2019, cuenta además, su paso por los Juegos de Río 2016 y su rol como instructora de canotaje en el Club Náutico de Ensenada.

«Comencé cuando tenía 14 años, en 1994. Jugaba al básquet, pero tengo una dolencia que aún perdura en el talón derecho. El salto y los impactos no me dejaban hacer la actividad. Por eso quise hacer algo en el agua. Mi mamá sugirió canotaje y fue ahí que empecé con mi tío Daniel», relata Sabrina contando sobre sus primeros pasos para brillar por el agua.

¿Qué es lo que más te gusta de este deporte?

El agua definitivamente. El contacto con la naturaleza, es lo que más me gusta y compartirlo con gente que tiene el mismo raye que yo. Es lo más lindo que hay.

¿Cuál es la mejor kayak (variedad de piragua de uno a cuatro tripulantes cuyo uso es fundamentalmente deportivo) para aquellos que quieren aprender y formarse de manera profesional? ¿Hay alguno especial?

Para cada etapa hay una embarcación distinta. Una vez que sos profesional sí, claramente hay un montón de modelos. Los mejores son los extranjeros. En mi caso, uso un bote que se llama «Nelo 5», el modelo es 5. Son especiales. Hay botes particulares para velocidad, tienen un peso, una medida y otras condiciones. Mi bote mide 5.20MTS de largo. Tiene que pesar 12Kg para competir, pero es un bote más liviano. Si quiero competir en otra disciplina, como por ejemplo en la maratón, tiene que ser liviano.

¿Qué significó para vos ser medallista en Lima 2019 y representar a Argentina?

Fue lo mejor que me podía pasar. Lo esperé muchísimo tiempo, si bien no es lo mejor que he hecho en mi carrera, que a mi entender fue clasificar y participar de Río 2016, se sintió maravilloso. Honestamente ser considerada la mejor de América para mí fue un regalo importantísimo que me dio la vida, así que creo que las imágenes transmitían todo.

Canotaje: Sabrina Ameghino, campeona panamericana - YouTube

¿Cómo vivís la Pandemia? ¿Y cómo te sentís después de haber tenido Coronavirus?

La vivo igual que todo el mundo. Tuve mis altibajos y por momentos era súper positiva y consciente de que así deberían ser las cosas. Hoy ya estoy en la etapa de negación. Yo ya puedo salir, entrenar y estar en contacto con el aire libre pero la realidad es que ya es hora de que la gente pueda aprender a convivir con el virus. Estoy en esa etapa de que rechazo la cuarentena, ya no estoy de acuerdo. El coronavirus para mí no fue nada distinto, porque honestamente no tuve síntomas, no tuve ninguna incomodidad solamente estar encerrada en mi casa 15 días, que era algo más de lo que ya estábamos haciendo. No había mucha diferencia. Para mí el Covid-19 fue parar de entrenar y poder volver a entrenar después de que pasaran los 10 días, más algunos días que tuve que esperar para poder hacer un apto físico y volver al ruedo. Estoy entrenando a pleno.

¿Te dedicas a otra cosa aparte de lo deportivo?

Soy mamá de una adolescente (que eso es un montón de trabajo) y soy Licenciada en Relaciones Públicas, aunque no me dedico a mi título. También soy instructora de Canotaje y a eso sí me dedico. Tengo mi propio equipo de canotaje en la Escuela Municipal de Ensenada que tiene lugar en el Club Náutico de Ensenada.

Sabrina Ameghino: “No creí que yo era capaz de trabajar sola” - GolandPop

¿Tenés  algún sueño por cumplir?

Mis sueños deportivos ya están cumplidos, claramente. Clasificar a un juego era el sueño de toda una vida y si se repite sería fantástico, pero ya no es considerado un sueño. Ahora es un objetivo, un capricho si se quiere.

¿Cuáles son tus metas a futuro?

No tengo mucho para planear. Voy viviendo el día a día y haciendo lo que mi cuerpo me permite. Lo primero es tratar de mantenerme dentro del mejor nivel posible dentro del país. Obtener el lugar para ir al clasificatorio olímpico y ver si tengo las posibilidades de clasificar a Tokio. Pero, eso no solamente depende de mí sino de todo lo que pueda llegar a ocurrir con todo este contexto social que nos toca vivir hoy.

Fuente: Genero, Deporte y Comunicación