Femicidio En Moreno: Quién Es El Sospechoso Que Busca La Justicia Por Matar A La Joven De 14 Años

Este sábado, Ludmila Pretti, una adolescente de 14 años oriunda del partido bonaerense de Moreno, asistió junto a un amigo y una amiga a una fiesta en la casa del primo de esa chica, ubicada a 15 cuadras de la suya. El domingo por la mañana, alertados porque no había regresado, la familia de la joven presentó una denuncia por averiguación de paradero y, algunas horas más tarde, ya cerca de la medianoche, el cuerpo de Ludmila apareció dentro de una bolsa, en una habitación de la casa donde había sido el festejo.

El inquilino de ese domicilio identificado como Cristian Adrián Jeréz, de 19 años, que actualmente es el único sospechoso del femicidio.
Ya se solicitó su detención pero Jeréz aún continúa prófugo, según confirmaron fuentes del expediente.

El cuerpo Ludmila Pretti fue encontrado en la casa a la que había asistido el sábado por la noche: investigan si fue asfixiada con una pashmina que llevaba puesta

“Se fueron todos y la nena quedó sola con él. Hay vecinos que dijeron que este tipo estaba acostumbrado a amenazar pibas”
, señaló el padre de Ludmila, Leandro Pretti.

Después de escapar, Cristian Adrián Jeréz, publicó una imagen en la casa de su hermana en Laferrere
Después de haber huido, Jeréz, que durante el fin de semana había compartido imágenes en sus redes sociales de bebidas alcohólicas en redes sociales, donde posteaba selfies con frecuencia y había publicado su número de teléfono celular “para las chicas”, subió una foto donde se muestra en la casa de su hermana en Laferrere, según confirmó a una fuente cercana a la investigación. Sin embargo, cuando la policía fue hasta el lugar, Jeréz ya se había ido.

Si bien de acuerdo a la versión de los asistentes de la fiesta, se creía en un principio que a las 7.30 de ayer la adolescente había salido de la casa de la fiesta para dirigirse a su domicilio, un tío de Ludmila que trabaja en la delegación Morón de la Policía Federal Argentina logró geolocalizar con una aplicación el celular de la víctima, que figuraba todavía allí. A partir de ese dato, el fiscal Soñora ordenó un allanamiento de urgencia en la casa.

Fuente: Radio Invox