¿Como fue la protesta de los enfermeros en la Ciudad que terminó en represión?

Enfermeros y enfermeras presentaron un petitorio en la Casa Rosada y fueron reprimidos por la Policía de la Ciudad cuando quisieron hacer lo mismo en la Legislatura porteña. Tras la violencia por parte de la fuerza de seguridad, dos trabajadores de la salud pudieron ingresar al parlamento local para exigir la inclusión de su trabajo al listado de profesionales de la salud.

 

 

Lorena Mejías, enfermera del Hospital Fernández, contó que reclaman por la inclusión de enfermería al listado de profesiones de la salud. «Vinimos en en forma pacífica pero los señores policías agredieron a dos compañeros. Así que estamos esperando porque entraron, a razón de la agresión, dos colegas de dos hospitales de CABA. Tuvo que haber esa agresión para que nos dejen entrar y escuchen. Estamos esperando una solución y que nos den una respuesta», afirmó.

 

Con distancia social, barbijos y máscaras, los profesionales se manifestaron esta mañana y fueron reprimidos a las pocas horas. Una de ellas, con un megáfono, le exigió al Gobierno porteño que los incluya y reconozca «como profesionales de la salud, no somos administrativos ni técnicos. Profesionales de la salud que estamos atendiendo en pandemia».

 

Sobre el reclamo

Cristian Acosta, enfermero de terapia intensiva del Hospital Ramos Mejía y cofundador del Sindicato de Trabajadores de Enfermería, explicó a El Destape Radio cuáles son los reclamos: piden la inclusión de enfermería la carrera de profesional de la salud. Hasta el momento hay 24 profesiones en esa lista “y nos dejaron afuera a nosotros sin justificación por parte de los legisladores del oficialismo que lo presentaron en 2018″. Sobre esto, ahondó: «Esto implica para nosotros una merma salarial de entre 20 y 30 mil pesos, el no acceso a licencias por capacitación, por estrés y una falta de perspectiva de carrera. Estamos en la carrera administrativa y en este momento no tenemos un crecimiento real a medida que nos capacitamos. Cuando recibimos un título nadie te lo reconoce, no te lo pagan”.

 

Fuente: El Destape