Un policía se tiroteó con dos motochorros que quisieron robarle en Merlo y mató a uno de ellos

Un oficial de la Policía de la Ciudad se tiroteó con dos motochorros al resistirse a un robo cuando circulaba en bicicleta en el partido bonaerense de Merlo, y como consecuencia del enfrentamiento mató de un disparo en el pecho a uno de los delincuentes y sufrió una herida de bala en una pierna, informaron hoy fuentes de la fuerza.

El hecho se registró ayer en la esquina de las calles Riganelli y Camino de la Ribera, a metros del río de la Reconquista, en la localidad de Mariano Acosta de dicho partido del oeste del conurbano.

Voceros de la fuerza informaron a Télam que un oficial de la Policía de la Ciudad de 28 años circulaba en su bicicleta, franco de servicio y vestido de civil.

En esas circunstancias, fue interceptado por dos delincuentes que se desplazaban en una moto, uno de ellos armado, quienes intentaron sustraerle sus pertenencias.

Ante esa situación, el policía se identificó como tal, por el cual el asaltante armado le efectuó disparos, uno de los cuales rozó su pierna izquierda.

Por este motivo, el oficial repelió la agresión con su arma reglamentaria calibre 9 milímetros y mató de un balazo en el pecho al ladrón que le disparaba, mientras que el cómplice logró escapar en la moto Hondo Tornado en la que circulaban, informaron fuentes policiales.

El policía porteño dio aviso de inmediato al 911, por lo que efectivos de la comisaría 6ta. de Merlo acudieron al lugar y constataron la muerte del delincuente, al que identificaron como Santiago Ezequiel Farías (18), domiciliado en el partido de Moreno.

En tanto, un médico legista certificó que Farías tenía una herida de arma de fuego con orificio de entrada en el paraesternal izquierdo y salida en el flanco posterior izquierdo, y que solo había sufrido un impacto de bala.

Asimismo, los peritos presentes en el lugar secuestraron una pistola Bersa calibre 9 milímetros hallada al lado del cuerpo de la víctima, con el número de serie suprimido, el cargador con tres proyectiles y uno más en la recámara intactos.

El personal de Policía Científica también recolectó cuatro vainas servidas de calibre 9 milímetros del suelo, 5.000 pesos que estaban en poder de Farías y la bicicleta de Farías, que tenía un impacto de bala, añadieron las fuentes consultadas.

Interviene en la causa el fiscal en turno de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial de Morón, quien al momento no adoptó ningún temperamento legal en cuanto al policía, mientras aguarda el resultado de la autopsia al cuerpo de Farías y el relevamiento de testigos del hecho.